Saltar al contenido

Mi cuñada es de la bonita ciudad manchega de Almagro. Tierra de teatros, vinos y aceites. Pero también de excelentes platos como las gachas manchegas, que preparaban antaño los pastores y que ha llegado a nuestros días como toda una delicatessen que reanima nuestros sentidos. Allí me enseñaron la receta de las gachas manchegas.
Os recomiendo servir las gachas como aperitivo para compartir cuando vienen tus amigos y familiares a casa. Tipo a las food finger (comida para comer con las manos) que se llevan tanto últimamente.  y acompañarlo de algún vino manchego fresco como el vino Viña Xetar rosado al que se le ha parado la fermentación, tipo lambrusco.
Ingredientes:
6 cucharadas soperas de harina de almortas se pueden encontrar en muchos hipermercados
2 diente de ajo
1 ñora 
200 gramos de panceta ahumada
1 patata mediana
1 cucharadita de pimentón de la vera dulce
Aceite de oliva virgen extra - variedad Cornicabra
Sal al gusto
1 pizca de nuez moscada
PREPARACIÓN:
En una sartén freímos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra la panceta ahumada en taquitos. Cuando estén dorados los trozos aparatamos del fuego. Disponemos la panceta en una plato y reservamos el aceite y la grasa que ha soltado para el paso siguiente.
En un vaso con agua caliente introducimos la ñora a la que le hemos quitado el rabito para así nos sea más fácil quitarle la carne al pequeño pimiento.
Majamos los ajos con una pizca de sal.
En otra sartén grande al fuego medio,  ponemos el aceite anterior y agregamos los ajos majados y la patata cortada en rodajas finas.  Vamos cocinando.
Cuando la patata esté blanda añadimos la harina y dejamos que se tueste. Agregamos también el pimentón y con ayuda de un cuchillo por la parte que no corta retiramos la carne a la ñora que añadiremos a nuestra cocción. Sin dejar de remover vertemos 1 vaso de agua. Seguimos mezclando durante unos 10 a 15 minutos y agregamos otro vaso agua según veamos, poco a poco. 
Ahora mezclamos la panceta con las gachas y añadimos una pizca de nuez moscada.
Podemos servir nuestras gachas manchegas con unas regañas o picos de pan. Aunque si lo prefieres puedes comerlas con pan.

El licor Ciripolen hace un año me lo dieron a probar este cremoso licor extremeño, concretamente de un pueblo de Cáceres. 
Su sabor delicado y su textura suave lo hacen un digestivo fácil de beber pero lo que tiene de especial el Ciripolen es que contiene derivados de la beneficiosa miel. 
Curioso invento de un emprendedor llamado Cirilo  su crema de orujo contiene miel, polen y jalea real. 
Después de una comida qué mejor que un digestivo y si además es todo un reconstituyente qué más se puede pedir.
Tiene un precio de unos 10 € por botella y se puede comprar en su página web.

El pan tostado con tomate y aceite de oliva virgen extra, es lo que se llama pan tumaca como dicen los catalanes.
Es ideal para acompañar a los platos como carnes y chacinas como para desayunar con un café con leche.
Ingredientes:
Aceite de oliva virgen extra variedad picual
sal
1 tomate al que le habremos quitado la piel 
pan tostado.
1 diente de ajo 
Elaboración:
Para quitarle la piel al tomate podemos escaldarlo- puedes ver cómo en este artículo . Una vez escaldado cortamos el tomate en trozos y lo batimos con una pizca de sal.
Mientras tostamos las rebanadas de pan. Una vez tostadas restregamos el ajo por el pan tostado.
Ahora ponemos por encima el tomate en cada tostada y le vertemos un hilo de aceite de oliva virgen extra.

Esta es una receta especial para dietas, ya que los champiñones solo están hechos al vapor con un poco de laurel lo que le da un toque especiado.
Ingredientes:
250 gr de champiñones
1 cucharada de perejil picado
1 cucharada de café de ajo picado
agua
sal al gusto
3 hojas de laurel
Elaboración:
Limpiar y cortar los champiñones en laminas. En una olla tipo vaporera disponer los champiñones con una pizca de sal. En la parte de abajo de la olla el agua con el laurel.
Tapamos la olla y ponemos a calentar a fuego fuerte unos 10 a 15 minutos. 5 minutos antes de servir agregar el ajo picado.
Servimos los champiñones en una fuente y espolvoreamos perejil picado.

Las judías carillas, son una variedad pequeñita que se encuentra en todos los mercados. Se cultiva por Castilla León y Extremadura sobre todo. 
Ingredientes:
500 gr de judías carillas ( en remojo con agua de la noche anterior)
2 chorizos pequeños extremeño
1 vaso de sofrito puedes seguir nuestra receta
1 hoja de laurel
sal al gusto
2 patatas medianas
agua
Elaboración:
En una olla ponemos el sofrito y las patatas peladas y limpias a calentar, rehogamos y agregamos las judías de Carilla, mezclamos bien y vertemos agua hasta cubrir.
Añadimos la hoja de laurel y los chorizos.
Salamos al gusto y tapamos la olla. Dejamos cocinar unos 45 minutos a fuego medio-bajo.

El vino Viñadrian cosecha 2012 es un vino riojano fácil de beber que invita a una segunda copa. Es ideal para tapear y para acompañar a recetas especiadas y tipo Thai.
El vino Viñadrian de las emblemáticas Bodegas Berceo  en Haro es de la DO La Rioja. Es un coupage de uvas Garnacha y Tempranillo,  de los distintos viñedos que tiene la bodega de las tres zonas riojanas - Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa-.
Se vendimio a mano, con los racimos enteros y limpios de hojas. La fermentación alcohólica tuvo una temperatura de unos 28ºC y después del descube se realizó la fermentación maloláctica
El vino Viñadrian ha sido clarificado y filtrado antes de embotellar.
Tiene un bonito color rojo de capa alta y brillante. Aromas a cereza y ciruela. En boca es fresco, con marcada acidez y paso largo. 
Se sirve a un temperatura de unos 14 a 16 º y tiene un precio de unos 3,80 € la botella.

Unos carabineros a la plancha con el buen tiempo son el aperitivo perfecto. Los carabineros son unos crustáceos con la cabeza muy grande y son de color rojo intenso. Los tenemos en los mercados en cualquier época del año y suelen provenir del sur de la península.
Ingredientes:
6 Carabineros frescos
Sal Gorda
Aceite de oliva virgen extra
decoración: hojas de lechuga limpia picada 
medio limón por sí alguno lo desea, puede agregarle unas gotitas de limón. 
Elaboración:
En una sartén tipo plancha ponemos unas gotas de aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte. Cuando comience a estar caliente agregamos los carabineros y salamos al gusto.  Dejamos cocinar un minuto por cada lado y sacamos.
 Presentamos los Carabineros a la plancha en un plato sobre una cama de lechuga y  a degustarlos. Ideal es tomarlo con cerveza bien fría. 

El emblemático Café Iruña en Pamplona desde 1888 es donde poder disfrutar con amigos de un buen café y de una buena conversación. 
Ernest Hemingway se dejaba caer por allí cuando visitaba la ciudad en los San Fermines. Además de cafés puedes degustar menús diarios desde unnos 19.90€ hasta 22 €. 
Entres sus platos a  nosotros nos gustó el pastel de cabracho, las alcachofas, el bacalao con crema de guisantes y un buen filete de ternera con patatas y piquillos.
En cuanto a los postres son caseros y de toda la vida como el flan y el sorbete de limón.
También tienen pintxos y en los días que hace buen, en la terraza se puede disfrutar de la bonita Plaza del Castillo (número 44).

El conejo al ajillo es un plato muy típico por toda España. La carne de conejo tiene poca grasa por lo que es muy sana.
Ingredientes:
1/4 de conejo
4 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
aceite de oliva
sal
1 cucharada de harina de maiz
para acompañar unas patatas fritas.
Elaboración:
Troceamos el conejo. En una sartén grande ponemos aceite de oliva virgen a calentar y agregamos los trozos de conejo para dorarlo.  Retiramos el conejo y reservamos.
En la misma sartén agregamos una cucharada de harina, mezclamos bien , dejamos que se tueste y vertemos el vino blanco.
Volvemos a incorporar el conejo en la sartén. En un mortero majamos los dientes de ajo con una pizca de sal. Una vez majado lo incorporamos a la sartén y cocinamos hasta que se vaya reduciendo la salsa.
Cuando coja consistencia apartamos. Mientras tanto podemos pelar unas patatas cortarlas en bastoncitos y freírlas con abundante aceite de oliva a fuego fuerte. 
Por último salamos al gusto.

Los Tamales es un nombre genérico que se le da a muchos platos mexicanos que tienen su origen precolombino. 
Aquí os traigo una mezcla del popular tamal que está preparado con masa de maíz rellena de verduras, carne o pescado. Al que le añadido una salsa popular mexicana de la zona de la Puebla llamada Nogada. Se prepara con nueces y queso. Es el acompañamiento del genial Chile en Nogada- puedes ver aquí la receta.
Ingredientes:
2 tortitas de maiz
Para el relleno:
100 gr de pescado blanco
1/4 de cebolla blanca picada
1 chile jalapeño picado
1 tomatito en salmueja verde mexicano.
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
Salsa nogada:
50 g de nueces (un día antes las metéis en agua en la nevera para que se reblandezcan)
50 g. de queso de cabra.
1/2 copa de jerez
1/4 litro de leche.
canela en polvo y 1 clavo
Adorno:
cucharada de perejil picado.
1 ramita de perejil rizado
1 trocito de pimiento rojo
Elaboración:
Ponemos en una sartén el aceite de oliva virgen extra a calentar y añadimos el pescado desmenuzado a la sartén rehogamos y añadimos los demás ingredientes. Cocinamos hasta que quede como una masa firme.
Después preparamos la salsa nogada que echaremos por encima de los tamales: se baten todos los ingredientes, no es recomendable que la salsa esté más de un día hecha porque se suele cortar.
Ahora rellenamos las tortitas con la masa de pescado. Envolviendolo por los extremos. Disponemos en un plato y vertemos la salsa nogada por encima.
Por último adornamos con perejil y una lámina de pimiento rojo.