Saltar al contenido


El  restaurante Paraguas en la calle jorge juan, 16 en pleno Barrio salamanca de Madrid. con platos asturianos. Su carta es algo clásica. Los platos son de calidad y bien servidos.


La atención de los camareros normalita. En cuanto a la carta de vinos tienen bastantes vinos de todas las regiones del mundo y muchos españoles. En cuanto a la relación de calidad precio es algo caro para lo que ofrecen.

Tiene un amplio salón y terraza 

Nosotros pedimos cocochas de merluza, esparragos rellenos de txancurro, tartar de atún y cachopo



Siempre apetece un cóctel pero cuando llega el verano aún más si cabe. En Madrid hay infinidad de bares, restaurantes y pubs que sirven cócteles estupendos.

Nosotros lamentablemente no hemos ido a todos, 😉 por los que os dejamos algunos, que nos han parecido diferentes, divertidos y sobre todo con buenos cócteles que es de lo que se trata. Los precios en algunos de ellos son un poco elevados pero merecen la pena.
Empezamos:
Real Café Bernabeu (Av de Concha Espina, 1): Si además eres un fanático del fútbol puedes disfrutar con vistas al estadio unos preparados por el premiado coctelero Lonut Ion como es el de Real Feelings.
Terraza de la Casa América (Plaza de la Cibeles, 2): Puedes disfrutar de unos bloody Mary con historias de fantasmas.

Venganza de Malinche (Calle Jardines , 5): en este restaurante mexicano podemos degustar los afamados cócteles del país de los mayas como por ejemplo el Margarita.

Otros restaurantes con cócteles mexicanos son las franquicias de La Panza es lo primero, La Mordida y la Cantina Mariachi.
Terraza Tartan Roof (Calle Alcalá 42, Madrid): Con espectaculares vistas de Madrid, esta terraza ubicada en la azotea del Círculo de Bellas Artes es ideal para disfrutar en ambiente relajado de unos buenos cócteles después de tomar unos platos de cocina callejera del creativo chef Javier Muñoz-Calero.
Terraza del Hotel Ada Palace (Marques de Valdeiglesias, 1): En frente del Tartan Roof se encuentra la terraza Ada. Para no perderte nada de la panorámica de la calle alcalá con Gran Vía. Los cócteles de Narciso Bermejo te llevarán como el dicho de Madrid al cielo.
Le Cabrera (Calle Doña Bárbara de Braganza, 2): Un bar estupendo para los Gin Tonics. Nos encantó el número 3.
El Gato Verde (Calle Torrecilla del Leal, 15): Música en Directo y Gin Tonics a buen precio

El bar Columbus en el Gran Casino de Madrid de Colón, regentado por los hermanos Sandoval cuyo responsable de cócteles es Miguel Pérez. Lo divertido de este bar es que tiene un día que es a lo bar Clandestino de la ley seca

Lolina Vintage Store (Calle del Espíritu Santo, 9,): En Malasaña, cañeos y mojitos.
Lunch Box Tiki Room (Calle Barco, 8): En el Barrio de Malasaña, es uno de los bares con cócteles hawaianos más chulos de Madrid. Buen ambiente fiestero de los 50 y 60 americanos, con sandwich, hamburguesas y ensaladas con nombres de actores famosos de la época. Uno de los sitios de Madrid donde puedes tomar el famoso cóctel mai tai, el zombie, barón samedi, singapuere gin slim, matasuegras en vasos tiki de inspiración moai y cultura Polinesia.
Charly’s (Calle Jorge Juan, 22): El coctelero Madrileño Carlos Moreno se alía con el Ron Santa Teresa para crear el “El Conde de Tovar”,que combina el ron venezolano con el dulzor aterciopelado del licor de chocolate y la nata.



Lunch Box Tiki Room (Calle Barco, 8): En el Barrio de Malasaña, es uno de los bares con cócteles hawaianos más chulos de Madrid.

El dueño es atento y muy simpático, además es buen conocedor de los cócteles tiki y de Hawaii.
La comida bien elaborada y casera, hasta las patatas fritas son preparadas por ellos y no de bolsa congelada.



 Buen ambiente fiestero de los 50 y 60 americanos, con sandwich, hamburguesas y ensaladas con nombres de actores famosos de la época. 



Uno de los sitios de Madrid donde puedes tomar el famoso cóctel mai tai, el zombie, barón samedi, singapuere gin slim, matasuegras en vasos tiki de inspiración moai y cultura Polinesia.


En la calle Ventura de la Vega, 9 en pleno, Barrio de Las Letras acaban de abrir un restaurante llamado el Apartamento.

Es un restaurante de diseño con unas interesantes propuestas gastronómicas. El concepto de este nuevo restaurante Barra, Mesas, Amigos. El origen de esta “aventura” nace del sueño de cinco amigos que se conocieron, trabajando en Publicidad, hace más de doce años: Dani, Adolfo, Paco, Jaime y Nacho. Sus caminos se separaron, pero su amistad hizo que -por lo menos una vez al mes- buscaran un lugar donde poder charlar y compartir momentos; siempre alrededor de una de sus grandes pasiones: la cocina.

En su local  acogedor,  se puede degustar un Laminado de atún rojo sobre salmorejo o pisto;  Presa ibérica con parmentier de parmesano y albahaca; Chupa chups de pollo de corral con pepitoria de anacardos o la Torrija de brioche caramelizado con helado de nata.

También dan importancia en su carta a  los productos de temporada. Para este verano, tienen entre sus platos el salmorejo, la ensaladilla con carpacho de pulpo o las sardinas a la plancha sobre laminado de tomate y vinagreta de cítricos.

Al frente de la cocina del Apartamento se encuentra Daniel que os atenderá y sugerirá platos del día.

El Apartamento cuenta con menús diarios de 14€ que es una buena oportunidad para probar e incar el diente a sus elaboraciones a un precio muy asequible.

En cuanto a vinos, tienen en su bodega unas setenta referencias de vinos españoles e internacionales. 


El 1 de octubre el Chef formará parte del Resturante y demás servicios gastronómicos del Hotel Villa Magna. Rodrigo de la Calle  acercará la “revolución #verde” a este hotel de cinco estrellas. La cocina de este  cocinero con Estrella Michelín  y dos Soles  en la Guía Repsol se caracteriza por el respeto al medio ambiente ya que adapta siempre sus saludables menús a las oportunidades que brinda la propia naturaleza, utilizando productos de temporada y evitando aquellos que no son sostenibles ecológicamente.  
El chef madrileño comenzó en su propia ciudad, en restaurantes como L’Hardy, Goizeko Kabi, Romesco o Lur Maitea, para continuar en La Taula del Hotel Milenio en Elche, donde conoció al botánico Santiago Orts –director de los viveros del Huerto del Cura-, quien cambió su aproximación a la cocina descubriéndole una nueva visión del mundo vegetal y con quien sigue colaborando hoy en día.

En 2003 se incorporó al equipo de Andoni L. Aduriz en Mugaritz y en 2004 volvió a Levante para colaborar con Paco Torreblanca y, más tarde, con Quique Dacosta en el antiguo El Poblet (hoy Restaurante Quique Dacosta). Antes de inaugurar el Restaurante Rodrigo de la Calle en Aranjuez, culminó su formación con Martín Berasategui en Lasarte.
Habrá que esperar a octubre para ver con qué nos sorprende

Restaurante persa en Madrid llamado Mister Kabab en la calle de los Artistas 31

Es un restaurante persa que me recomendó mi hermano. Me apetecía probar algo diferente. Tiene platos de arroz bien servidos y abundantes. El local es acogedor y muy sencillo. El servicio de camareros es muy atento y servicial. Me gustaron los platos de arroz y la ensalada con queso feta. En cuanto al precio muy asequible.

Un restaurante llamado Tartán Roof

Ha sido todo un acierto poner un local con comida de diseño en una de las mejores azoteas para disfrutar Madrid, la del Círculo de Bellas Artes.  El cocinero  Javier Muñoz-Calero del Tartán Roof ha querido trasladar la cocina callejera de distintos lugares del mundo a su cocina con un toque muy personal, creativo con las mejores materias primas.

 Me llamó la atención los chanquetes con salsa brava presentados en un cucurucho, las bolitas de foie con kikos, la brocheta de angila con panceta ibérica, el tartar de atún y de salmón son algunos de los ejemplos. Tiene varias zonas diferenciadas con mesas tradicionales y otras con soporte para estar como si estuvieses en la barra de un bar y otra zona para descalzarte con cesped artificial y disfrutar de un buen mojito de naranjas chinas a la luz tenue de las pequeñas mesitas.

 También apuesta por acompañar la excelente comida con vinos frescos y desenfadados como el Castillo de Belarfonso de la DO Méntrida elaborado con las buenas cepas viejas de garnacha que tantas alegrías están dando al sector vinícola español.

Indudablemente un sitio para el disfrute de la gastronomía y de Madrid.

Si hay que poner una pega comentar que hay que esperar largas colas para entrar. Pero merece la pena



No hace mucho quedé con unos amigos para cenar en un japonés que nos recomendaron por lavapiés. Como no habíamos hecho reserva nos quedamos sin poder cenar allí. Decidimos cambiar de planes y fué entonces cuando encontramos el restaurante que os detallo a continuación: Su nombre Shapla; su gastronomía hindú. 

Esta situado a pocos metros de la salida de metro de Lavapiés, bordeamos la plaza, subimos una calle y ahí esta. Si habéis ido a cenar por Lavapies sabreís la amplía oferta de sitios para cenar que hay. Las calles se llenan de gente que os invita a sentaros en sus terrazas para cenar. Nosotros elegimos este sitio porque el camarero nos invitó a una cerveza del país suave y de muy buen sabor llamada COBRA, una para cada uno mientras esperabamos a que nos montasen la mesa. Hay que aprovechar cualquier oferta que te hagan. 



Mientras eliges que comer te ponen una bandeja con una especie de tortas con salsas especiadas que están realmente ricas. La carta que dispone es bastante completa. Ofrecen muchos platos típicos de la cocina hindú. La verdad que no sabíamos que elegir al ver tantas opciones y menos cuando suenan tan bien. Al final de la carta hay varias ofertas de menú para varios comensales compuestas por 3 platos y postre normalmente. A parte destacar que hay una amplía oferta de platos vegetarianos que vienen perfectos para los que no comen carne. Nosotros decidimos comer platos sueltos porque no ibamos con tanta hambre. La verdad que todos quedamos muy muy satisfechos con lo que pedimos. Pollo, curry, arroz, ... todo buenisimo y la atención de los camareros también muy buena. De postre nos decidimos por un batido de mango muy rico. Muy recomendado sin duda. 


Para despedir la cena nos invitaron a un chupito que siempre es de agradecer para irte con un buen sabor de boca.  

El coste de la cena bastante bien. Es un sitio barato teniendo en cuenta que estabamos sentados en la terraza y en uno de los barrios más étnicos y con encanto de Madrid.


El Asador Donostiarra, es un emblema de la gastronomía vasca en Madrid. Sus carnes a la piedra son lo más aprecidado y comentado de su cocina. En la calle infanta mercedes 79.

Aclamado también es el excelente servicio de camareros y cuidada presentación.

Se hizo muy famoso por los años del mandato de Mendoza ya que muchos de los eventos del Real Madrid  se celebraban en este fabuloso asador.
En cuanto al local es muy amplio, casi laberíntico, repleto de fotos con muchas historias de la farándula Madrileña en sus paredes.
Amplia bodega para acompañar a estupendas preparaciones como el bacalao a la Vizcaína, cocochas de merluza, el chuletón doností y la paletilla de cordero lechal por ejemplo.
En cuanto a postres a nosotros nos encantó el arroz con leche.
100% recomendable para darte un capricho de vez en cuando

El Mesón la piedra en el barrio de Moratalaz en la segunda lonja (avenida de Moratalaz) tiene un gran surtido de zumos naturales que hace en el momento por lo que no se les va ninguna de sus vitaminas.

Ideal para los rigores de este verano y para mantenernos hidratados. Hay de sandía, de piña...
Tiene una amplia terraza para disfrutar de unos buenos mojitos bien preparados y a buen precio.
Además tiene las tapas y raciones típicas como los calamares, patatas bravas...