Saltar al contenido

Para el pulpo asado a la parrilla necesitamos una plancha de hierro fundido ya que mantiene una temperatura homogénea y no se necesita tener el fuego al máximo por lo que controlamos que no se nos queme.

Receta linense puedes ver la gastronomía popular linense en este enlace

Ingredientes:
2 patatas de pulpo
1 sobre de tinta de calamar
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
ali oli- puedes seguir nuestra receta
sal en escamos al gusto

Elaboración:

En la plancha de hierro fundido ponemos aceite de oliva a calentar. Cuando comience a estar caliente ponemos las patas de pulpo con una pizca de sal en escamas.

Marcaremos las dos patas, las sacamos y las disponemos en una tabla, las cortamos en rodajas gordas y las rehogamos unos segundos en la plancha de hierro fundido.

Mientras podemos preparar nuestra ali oli- sigue nuestra receta y al finalizar añade el sobre de tinta de calamar y mezcla bien hasta que quede un color homogéneo.

Ahora disponemos en el plato con un poquito de nuestro ali oli de calamar por cada dos trozos de pata.

Este pulpo asado a la parrilla con salsa ali oli de calamar y una cerveza helada es como estar en "la gloria"

Es un canapé fácil de preparar y delicioso.

Ingredientes por cada canapé:
1 Rebanada de pan tostado
1 anchoa
1 loncha de queso manchego
1 cucharada de postre de sucedáneo de caviar
1/2 pepinillo
1 trozo de cebolla
1 trozo de tomate
1 cucharada de mayonesa- puedes seguir nuestra receta
para acompañar unas aceitunas

Elaboración:
Primero hacemos la mayonesa, solo necesitamos una cucharada sopera por cada canapé, puedes seguir nuestra receta.
Tostamos el pan, untamos la mayonesa por encima, colocamos primero el tomate y el queso manchego. Después los demás ingredientes.

Por último lo disponemos en un plato y acompañamos con unas aceitunas.

Este plato es ideal para cenar y para un almuerzo de picoteo.

Ingredientes:

500 gr de judías verdes
4 huevos
2 dientes de ajo
4 cucharadas de  de aceite de oliva virgen extra para el revuelto
Sal
100 grs. de jamón ibérico

1 rebanada de pan del día anterior para preparar los picatostes de pan frito. Puedes seguir nuestra receta aquí

decoramos con cebollino picado

Elaboración:

Primeramente cortamos en trozos medianos, del tamaño de un bocado las judías verdes. Las ponemos en una cazuela vaporera que cueza al vapor con una pizca de sal. Durante 15 minutos.

Una vez, queden tiernas pero todavía sin estar bien hervidas las dejamos en un colador para retirar el exceso de agua.

En una Sartén preparamos la rebanada con abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente. Sigue nuestra receta. Luego apartamos en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite de oliva y cortamos en dados.

En una sartén honda ponemos el aceite de oliva virgen extra a calentar, cuando esté caliente agregamos el ajo picado y rehogamos unos segundos, ahora agregamos las judías verdes y rehogamos 2 minutos, a continuación, batimos los huevos y vertemos en la sartén los huevos batidos, rectificamos de sal y dejamos cuajar unos segundos.

Servimos en una fuente y ponemos por encima los picatostes de pan frito y el jamón ibérico cortado en trozos medianos.

Espolvoreamos cebollino  picado

A veces sobra coliflor que hemos preparado solo hervida para salsearla con algo de ali oli por lo que con estos restos de coliflor preparamos la receta que hacía mi abuela linense, que es  una sencilla tortilla, ideal para el aperitivo o la cena.

Ingredientes:
restos de coliflor hervida
3 huevos batidos
1 pizca de nuez moscada
sal al gusto
3 cucharadas soperas de aceite de oliva

Elaboración:
Troceamos en pequeños trozos la coliflor sobrante e introducimos en un bol grande. Reservamos
Ahora en otro bol cascamos los huevos y los introducimos en ese bol. Agregamos la sal y la nuez moscada.

Una vez bien batidos los huevos, los vertemos en el bol junto con la coliflor. Mezclamos con cuidado y ponemos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente vertemos la coliflor con el huevo para conformar nuestra tortilla.  La volteamos cocinamos por el otro lado.

Se puede comer recién hecha o fría la tortilla de coliflor.

Los pequeños bocados de la zona del líbano son ideales para tomarlos como aperitivos que se pueden comer con las manos. Se ha puesto muy de moda los aperitivos y comida denominada "food finger" que se pueden coger con las manos y son fáciles y deliciosos para comer.

Podemos utilizar restos de un asado de cordero o de otra carne que tengamos hecho de otro día como de pavo o ternera.

Así encontramos los Sfiha, nosotros los hemos preparado con maíz pero la receta original no los lleva.

En los Sfiha te encuentras muchos sabores y texturas: agridulce, salado, cremoso y crujiente.

Ingredientes:

Masa
1 vaso de leche caliente
1 cucharadita de levadura seca
1 y 1/2 vaso de harina de trigo
1 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de sal

Relleno:
1/2 vaso de maíz- en la receta original no lo lleva
1/3 vaso de piñones
500g de cordero asado picado-1 cebolla,1 zanahoria, 1/2 vaso de vino blanco, 1 vaso de agua, laurel y sal
1 cebolla picada
2 cucharaditas de sal
pimienta en grano recién molida al gusto
1 tomate grande picado
1/4 cucharadita de cayena en polvo
1/4 cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de yogurt
1 cucharada de melaza de granada. Si no encontramos en un supermercado especializado podemos prepararla con estos ingredientes: 1 granada 1/2 vaso de azúcar  zumo de un limón
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para acompañar podemos preparar una salsa de yogurt con hierbas aromáticas que le va genial. Puedes seguir nuestra receta aquí.

Elaboración:

Asamos el cordero cortado en trozos en el horno precalentado a 200ºC con un vaso de agua y medio vaso vino, 1 cebolla cortada en juliana, 1 zanahoria cortada en rodajas, una hoja de laurel y una pizca de sal. Dejamos cocinar durante 40 minutos. Podemos utilizar restos de un asado que tengamos hecho de otro día.

Preparamos la melaza de granada, para ello en un cazo ponemos los ingredientes a calentar a fuego lento.
Dejamos cocer unos 50 minutos y pasamos por el pasapurés y dejamos enfríar.

En un cuenco, mezclar la lecha y la levadura, removiendo rápidamente para que se disuelva correctamente. Dejamos reposar unos 5 minutos.
Mientras tanto, tamizamos la harina en otro bol y añadimos el aceite de oliva, el azúcar y la sal. Mezclamos bien. Ahora echamos la leche poco a poco porque habrá empezado hacer espuma.

Mezclamos bien hasta conseguir una masa uniforme. Cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar unos 5 minutos.

Ahora nos toca amasar la masa en la tabla enharinada. Cuando esté elástica comenzaremos con el relleno.

En una sartén tostamos los piñones.  Cuando estén tostados, los añadimos a un mortero y los machacamos.

En un bol agregamos la carne de cordero, la cebolla, los piñones machacados, el maíz, el yogurt, el tomate y las especias. Mezclamos bien, añadimos ahora  la melaza de granada y el aceite de oliva.

Preparamos los Sfiha, hacemos pequeñas bolas del tamaño de una nuez y las aplastamos con las manos.
Con ayuda de una cuchara ponemos un poco de relleno. Con los dedos, levantamos los extremos y  juntamos los extremos para hacer pequeños saquitos.

Precalentamos el horno a 180ºC. En una bandeja de horno con un poco de aceite de oliva virgen vamos disponiendo los Sfiha. Introducimos la bandeja en el horno y cocinamos durante media hora hasta que la masa esté dorada.

Esta receta es también ideal para compartir con amigos a la hora del aperitivo con una copa de vino y así abrir el apetito.

Ingredientes:

500 grs. de champiñón
1 cucharada de harina de maiz
3 dientes de ajo
2 guindillas
1/2 vaso de agua templada
1/4 vaso de vino fino
Aceite de oliva virgen extra
Sal
pimienta
1/2 vaso de queso de mozzarella rallada- nosotros hemos utilizado Finello de Arla

Elaboración:

Limpiamos bien los champiñones con un cepillo- tipo de dientes-. Ahora los cortamos en rodajas gordas los champiñones.

Precalentamos el horno a 180ºc si no disponemos de microondas con grill.

Picamos el ajo también y la guindilla.  Ponemos a calentar una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, cuando comience a calentarse el aceite agregamos los champiñones junto con el ajo picado y la guindilla.

Rehogamos unos minutos y vertemos el vino. Dejamos que vaya evaporando el alcohol y mezclamos y removemos bien la harina con el agua templada. Una vez hecho lo vertemos a la sartén con los champiñones.
Dejamos cocinar unos 5 minutos y salpimentamos.

Ahora lo pasamos a una fuente para horno y espolvoreamos la mozzarella rallada por encima de los champiñones.

Por último lo introducimos en el horno unos 5 minutos. Sacamos y servimos en una fuente o plato grande.

El Knish es una masa horneada muy típica en los días de frío de Nueva York. Proviene del Este de Europa. El clásico es tan solo con puré de patatas pero existen múltiples rellenos. Normalmente se rellena con puré de patatas, carne, cebolla y  chucrut, también los hay de puré con  hígado de ternera, otros los rellenan de queso azul y espinacas.... Suele ser muy consistente por lo que es ideal para compartir con tu refresco favorito a la hora del aperitivo.

Hemos utilizado en esta receta callejera neoyorquina el delicado queso azul de Castello de Arla pues le da un toque muy especial al Knish.

Ingredientes:

2 tazas de harina
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de sal
2 huevos
2 cucharadas de agua
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 tazas de puerros finamente picado
sal y pimienta al gusto

1 taza de puré de patatas
3 cuchardas de queso azul de calidad como el castello de Arla
1 huevo batido con una cucharadita de agua, para batir
orégano para decorar

Elaboración:

Mezclar la harina, la levadura y la sal en un recipiente grande. Hacer un hueco en el centro de la harina parecido a un volcán para poder incorporar los huevos, 2 cucharadas de agua y 1 de aceite de oliva.
Mezclamos todo muy bien hasta que tengamos una masa homogénea.

Amasamos la masa y colocamos en una recipiente untado en aceite de oliva. Tapamos con un trapo y dejamos reposar durante 1 hora.

Precalentamos el horno a 180ºC

En una sartén, rehogamos los puerros con una cucharada de aceite de oliva hasta que se reblandezcan. Salpimentamos y retiramos del fuego. Agregamos el delicado queso azul y mezclamos, ahora agregamos el puré y removemos bien hasta conseguir una crema homogénea.

En una mesa lisa a la que hemos espolvoreado harina trabajamos la masa. Hacemos pequeñas bolas del tamaño un poco más pequeña que una pelota de tenis y haremos un volcán en el medio de cada una. Salen unas 8 bolas. Ahora las rellenamos con ayuda de una cuchara cada bola con nuestra mezcla de puré, puerro y queso azul. Después cerramos con los dedos nuestro Knish de queso azul y puerro, creando una especie de paquete.

Colocamos cada bola en una bandeja para horno y pintamos la superficie con el huevo batido. Horneamos durante 40 minutos y espolvoreamos para decorarlos con orégano.

Listos para compartir con amigos.

Las alcachofas con jamón ibérico son ideales para aperitivos y para cenas.
Ingredientes:
6 alcachofas 
200 g de jamón ibérico
1/2 limón 
aceite de oliva virgen extra 
sal al gusto.
Elaboración:
Ponemos una cazuela agua a hervir con una pizca de sal
Limpiar las alcachofas quitándoles las primeras hojas más gruesas y feas. Una vez tengamos los corazones de alcachofas las frotamos con el medio limón para que no se oxiden que se queden de un color oscuro.
Ahora las cortamos por la mitad y las agregamos a la cazuela para cocinar las alcachofas durante 10 minutos. 
Una vez hervidas, las escurrimos en un colador y  las rehogamos en aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio. 
Cortamos el jamón ibérico en taquitos antes de retirar las alcachofas del fuego, agregamos los taquitos de jamón a la sartén. Salteamos bien y servimos.

Los aros de cebolla son fáciles de preparar y son un aperitivo muy sabroso.
Ingredientes:
1 cebolla blanca grande
250 g de harina
1 cucharada de levadura
250 ml de leche
 aceite de oliva virgen
sal
Elaboración:
Quitamos las primeras pieles a la cebolla, la lavamos bien con agua fría.  Cortamos la cebolla en rodajas y vamos deshaciendo con los dedos hasta conseguir aros. Dejamos reposar los aros de cebolla en agua helada.
Mientras preparamos el rebozado, para ello, ponemos en un bol la harina, la leche, la levadura y una pizca de sal.
Mezclamos bien. 
Ponemos en una sartén abundante aceite de oliva virgen a calentar. Ya sabéis que podemos utilizar una variedad más suave de aceituna para freír con aceite de oliva que es el que mejor aguanta la temperatura.
Para conocer más sobre el AOVE podéis consultar nuestra guía sobre el aceite de oliva aquí.
elamos la cebolla, la cortamos en aros finos y la ponemos en agua frí­a unos 30 minutos. Mientras, mezclamos la harina, la levadura y agregamos una pizca de sal.
Deshacemos la yema en la leche, añadimos una cucharada de aceite de oliva y lo unimos con la mezcla de harina, levadura y sal, hasta que formemos una crema.
Escurrimos los aros, los secamos y los remojamos en la crema.
Por último, en una sartén mediana ponemos abundante aceite de girasol, lo calentamos y freiímos los aros.

Me encantan los cangrejos de río, aunque los que encontramos en los supermercados no sean autóctonos.

Son ideales para el tapeo y abrir el apetito. Acompañan fenomenal con vinos tintos y vinos moscateles.

Ingredientes:
½ kilo cangrejos
3 hojas de laurel
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
6 dientes de ajo
3 guindillas o cayenas
 2 vasos de sofrito puedes seguir nuestra receta.
1 vaso de vino fino.

Elaboración:

Primero preparamos el sofrito, puedes seguir nuestra receta en este enlace.
Ahora ponemos el aceite a calentar en una sartén y añadimos los cangrejos hasta que se pongan rojos. Agregamos el vino fino y las hojas del laurel.

Majamos los ajos y los añadimos a nuestro guiso de cangrejos de río. Rehogamos unos cinco minutos a fuego alto. Echamos la guindilla, el sofrito  y removemos dejando cocer durante otros cinco minutos.
Servimos calientes acompañado de una copa de vino y mucho pan.